lunes, 9 de diciembre de 2013

lunes, 1 de julio de 2013

H.C



Un duende caminaba por una Escocia fría y vacía. Se caía la mirada perdida que desorientada decía: sal de mi lugar, duende demente.

martes, 11 de junio de 2013

“Una histeria innecesaria así como descabellada abandone cuando te vi. Sentí estragos en el pecho del mas loco frenesí

sábado, 1 de junio de 2013

Tu voz, como sinfonía orquestal.



El silencio, como eco inigualable se apoderaba de todo el lugar, no obstante estaba ahí, esperando que una voz inconfundible se torne como premio al pulcro lugar, donde la tristeza sin tus palabras mataba lo poco de ganas que me quedaban de vivir.

Puse en marcha mi cabeza y empecé a caminar por la sala con tal de encontrar esa voz que tanto rugía en mi pero, yo mismo, sabía que no resonaba en aquel emplazamiento.

Los segundos se convirtieron en horas que fueron formando días que terminaron en meses y yo, ahí seguía buscando algo que quizás nunca encuentre. Firme a mi postura no deje de buscarte pero tampoco de escucharte, como una locura interminable. Pero una hermosa locura al fin.

Yo, uno más del montón.  

viernes, 31 de mayo de 2013

Un sueño utópico de un momento único.

Caminaba nervioso esperando que se haga la hora de la entrega, con miedo de que algo malo suceda y arruinar todo.
Ella, esperándolo se carcomía la cabeza del porque no se pasaban las horas del reloj para poder tener en brazos a su preciada y amada…

El reloj rompió con la hora. El desesperando y nervioso corrió para llegar a tiempo, el camino era interminable como los nervios de ambos. Haciéndose esperar como de costumbre llego… con segundos de tardanza, pero llego.

Se notaba una noche perfecta, con una luz lunar que deslumbraba hasta la última persona de ese lugar. Y ahí estaban, los dos, el preocupado por su tardanza y ella emocionada de verlo, llegaba el momento. Una sonrisa cómplice debajo de esa estrella en el cielo que tomaba como protagonista a dos jóvenes, el y ella.

El le otorgo lo que ella tanto esperaba con tanta incertidumbre, pero con la confianza necesaria continuo con unas palabras diciéndole “Dale, esta sana y salva. Es tu turno ahora”.

Yo, uno mas del montón.

sábado, 11 de mayo de 2013

Vino un flaco al kiosco que me cayo del remolque, el loco me dijo algo de la casaca de Boca y yo me rei. La cuestión es que me dijo: "Vamos Boca, chabon" y el loco me dice aparte: "mira vieja" y tenia el tatuaje de Román en la espalda pero decia Romeo, por el hijo. Y le digo "Uh chabon, sos un capo, pero mira el mio"(y le mostre el tatuaje del escudo) y me dice: "Mira, no me quedo atras" y el loco tenia el tatuaje del escudo del CABJ en la gamba. Fue un momento hermoso.

Yo, uno mas del montón. 

jueves, 7 de febrero de 2013

viernes, 4 de enero de 2013